Este sitio web utiliza cookies. [ Acepto ]

DOLOR DE CABEZA: ¡¡¡¡¡S.O.S. EN NATUROPATIA!!!!! PARTE III

2022-01-17, Sonia Lozano
En naturopatía, decir dolor de cabeza, es lo mismo que decir síntoma de algo más. Ya hemos hablado de los orígenes digestivos, menstruales, cervicales o nasales, pero hay más: Pincha para conocer sobre ello.

Rara vez podemos encontrar en el iris una marca de dolor en cabeza sino más bien una serie de marcas que nos terminan relacionando las distintas razones que tiene nuestro cuerpo para generar este tipo de aviso. Vamos con alguno más.
 
Los enfriamientos de vejiga también suelen ser motivo de dolor de cabeza, especialmente de la zona de ojos y frontal ya que los senos craneales suelen alterarse cuando hay una descompensación de temperatura. En estos casos suele aparecer desgana, tristeza, ganas de tirar la toalla, sueño poco profundo y necesidad constante de dormir tanto para reforzar el cuerpo como para huir de la realidad. Todo esto hace que los síntomas habituales de jugos digestivos también se agraven. Sin embargo, es el más fácil de quitar porque lo que necesita es simplemente calor seco en vejiga y pies, así que un saco de semillas caliente, la almohadilla eléctrica (no la manta que calentaría demasiadas zonas y puede bloquear esta movilización en las piernas) o cualquier otro sistema sin humedad nos puede hacer muy bien el favor. Siempre que después, claro está, reforcemos la zona para que la situación no se repita. Porque estamos tratando en todo caso de no buscar parches sino soluciones, aunque sea a largo plazo: matar al mensajero no es el trabajo del naturista sino devolver a la persona a su mejor estado natural. Y esto significa entre otras cosas que no podemos suprimir síntomas hasta no tener bien claro el alcance del problema real porque si nos limitamos a quitar el dolor sin saber dónde está el origen, estamos condenados a repetir, repetir y repetir ese dolor. Sin embargo, una vez que, bien en el iris o bien en kinesiología o en masaje o en el sistema que sea, sepamos dónde está el desencadenante y lo podamos seguir sin necesidad del dolor, lo primero es quitar molestias, que los dolores no matan… pero ayudan a morir.
 
MÁS POSIBILIDADES 
 
La circulación propia de la cabeza también puede dilatar algunas áreas y recordemos que el cerebro es tejido nervioso y por lo tanto ultrasensible al más mínimo roce o presión. Si el líquido cefalorraquídeo se encuentra sin su libertad de movimientos, muy probablemente tengamos al final un buen dolor de cabeza, de esos que tenemos que estar a oscuras, sin ruidos ni nada en lo que la transmisión de información juegue un papel importante. Es verdad que para este tipo de dolores es prioritario reducir el dolor porque es incapacitante pero el masaje de drenaje linfático, la descongestión de calor de la cabeza a través de enfriar cuello, la respiración profunda y las técnicas de agua suelen ser el primer paso antes de regular nada más. Si ya se han producido dilataciones de venas o arterias, si el líquido está en constante presión, hay que ser conscientes que será difícil de solucionar y lo más probable es que se tenga que pasar a otra fase de naturopatía que denominamos adaptación, es decir que, aunque el problema siga, ya que no puede quitarse, busquemos las forma de que el cuerpo se adapte a ello y no de problemas. Esto suele ser un proceso costoso pero fructífero a largo plazo.

Categoría: Sabias que...