Este sitio web utiliza cookies. [ Acepto ]

DOLOR DE CABEZA: ¡¡¡¡¡S.O.S. EN NATUROPATIA!!!!! PARTE I

2021-11-29, Sonia Lozano
En naturopatía, decir dolor de cabeza, es lo mismo que decir síntoma de algo más. Rara vez podemos encontrar en el iris una marca de dolor en cabeza sino más bien una serie de marcas que nos terminan relacionando las distintas razones que tiene nuestro cuerpo para generar este tipo de aviso. 
El sistema principal de valoración que se usa en naturopatía es el iris  y es muy probable que encontremos el color oscurecido y cambiado justo alrededor de la pupila (sí, ese punto negro que hay en el centro del iris), sobre todo cuando empuja parte de ese color hacia la zona superior del ojo. Es el momento de aplicar digestivos, reponer la flora de este sistema, asegurar que los gases, las inflamaciones de vientre, las retenciones de líquidos y/o mucosa en el tubo y las heces, no bloquean la funcionalidad. Si lo hacen, el dolor de cabeza suele aparecer en las sienes o mejoran al presionarse estas, a veces también terminan apareciendo síntomas como el vértigo (aunque esto puede tener varios orígenes incluyendo habitualmente el oído y la liberación de pequeñas piedras del oído) y los vómitos o las nauseas por la necesidad de movilizar las bilis y las enzimas pancreáticas en mal estado que obligan al cuerpo a protegerse formando mucus. En estos casos hay rechazo a comer o poca hambre si el moco satura el tubo o, por el contrario, un hambre voraz si necesitamos moverlo para que, en su crecimiento, no llegue a saturarnos. 
 

¿Cómo funciona?

La alteración de las bilis y de los jugos pancreáticos suele ser también otro de los motivos que pueden provocar el dolor de cabeza, generalmente cursando con mucha irritabilidad, cualquier cosa molesta porque produce pesadez y dificultad para enfrentarse a ella, llámese el sonido del timbre de la puerta o el sabor de la sopa de siempre. Suele comenzar por las sienes, pero rápidamente se traslada a la parte de atrás de la cabeza, al occipital y además del dolor, suele cursar con sensación de abotargamiento y, como he dicho, mal humor. Para ambos casos es necesario el ayuno y arrastrar la mucosa en mal estado con una alimentación adecuada, siendo de los mejores remedios que salga en forma de vómitos o de diarrea.
También podemos encontrarnos con problemas menstruales. El sistema nervioso parasimpático es el encargado, entre otras funciones, de eliminar los residuos intestinales y menstruales. Si este sistema está mal, la orden de evacuación no es correcta, provocando un acúmulo de sustancias de desecho. Por eso es importante que el sistema nervioso cumpla su función ya que de lo contrario tendríamos un espacio en dilatación: las heces al acumularse provocan fermentación y gases que dilatan el tejido, lo que a su vez deja menos espacio para el movimiento y las funciones menstruales. Esto, en la época de ovulación o de menstruación provoca que se aumenten las retenciones de líquidos ya que los estrógenos utilizan esta agua para su traslación y su función de gestión en lo que queremos abarcar: a más estrógenos, más diversidad de cosas queremos conseguir y esto obliga a un mayor movimiento del oxígeno con las eliminaciones del hierro en mal estado y las caídas de este mineral por exceso de desgaste, y por otro lado, la sustancia de base en dicho movimiento que es el agua se va “gelificando” provocando retenciones. Todo eso nos lleva a un aumento puntual del tamaño que “presiona” la función parasimpática provocando el dolor de cabeza. 

Categoría: Sabias que...