Este sitio web utiliza cookies. [ Acepto ]

LA BOCA, ORIGEN DE MUCHOS PROBLEMAS IV

2022-06-01, Sonia Lozano

Cuando los dientes se empiezan a lesionar, no siempre implica un proceso aislado de caries. Desviaciones, pigmentaciones, pérdida de esmalte, particiones… implican también problemas en ellos.
                  Teniendo en cuenta que las caries se consideran infecciones, es importante reforzar las defensas de la boca. Dentífricos especiales que podemos hacer en casa para ir fortaleciendo pueden llevar arcilla blanca para aumentar el magnesio, uno de los componentes implicados en el proceso, pimienta negra para activar el control de saliva y evitar las piedras salivares, muchas veces responsables de este proceso, cajeput para controlar la destrucción del hueso, salvia para que las hormonas no generen una mayor alteración del ph que altere el esmalte y provoque una destrucción… o una mezcla de todo un poco.
                  Las desviaciones de los dientes es más habitual complementarlas con osteopatía bucal y masajes, sobre todo en cervicales y de ATM ya que la tensión de esta articulación suele provocar estos cambios. También pueden provocarse de desviaciones de un diente o de varios (a veces toda la mordida) por infecciones o por ausencia de alguna pieza dental por lo que hay que buscar la causa antes de tratar de ponerle un remedio sólo a la posición.
                  Las pigmentaciones pueden ser debidas a intoxicaciones en los poros del diente como las producidas por el tabaco, el café o la clorofila y poco podemos hacer por ellas ya que en realidad no suponen, en principio al menos, un problema dañino.
                  La pérdida de esmalte se puede deber a exceso de ácidos o de azúcares, alteraciones hepáticas o salivares incluyendo el síndrome de boca seca, alimentos tóxicos o alcoholes, etc. En este caso es muy importante regular la limpieza del propio tejido dental como el dentífrico del que hablábamos al principio. (No nos fijamos tanto en las encías aunque si queremos reforzarlo le podemos echar un vistazo a su entrada en el blog).

Cada diente está relacionado con...

                  También hablar de que cada diente tiene relación con un proceso orgánico, un órgano o algún tipo de tejido y tener problemas en una pieza concreta o su opuesta (la del otro lado o la correspondiente arriba o abajo) implica que el origen es más emocional incluso, teniendo que referenciarlo con los arquetipos para saber de qué estamos hablando. Por ejemplo, en el caso de los incisivos o paletas los problemas son con los arquetipos padre-madre, es decir, no con el padre o madre físico y como se hayan comportado o no; sino con el concepto del inconsciente que tenemos de lo que sería padre o madre. Sin embargo, si el proceso es en zonas no relacionadas entre sí o de forma aislada tendría que ver con el órgano correspondiente que en este caso se podría relacionar con el sistema renal. De esta forma no sólo es necesaria la función del dentista sino también la de alguien que pueda relacionarlo, sea un naturista, un reflexólogo o las nuevas especialidades dentro de los dentistas, como los holísticos, dentosofistas o posturólogos dentales. 
                  Los dientes por lo tanto son los más importantes porque, como decíamos en entradas anteriores, el estómago no tiene dientes  y es fundamental una buena masticación para proteger de daños tanto el esófago con problemas en hernia de hiato, estómago y trastornos clorhídricos y de ahí en adelante todas las alteraciones relacionadas. Así que es muy importante que tengan la fuerza y la resistencia necesaria para su trabajo por lo que el calcio solemos reforzarlo al igual que el flúor y la vitamina D (y en este caso el sol tiene poco que decir, ya que debemos dirigirla hacia donde nos interesa, que en este caso son los dientes, con enjuagues por ejemplo).
                  

 

Categoría: Sabias que...