Este sitio web utiliza cookies. [ Acepto ]

LA BOCA, ORIGEN DE MUCHOS PROBLEMAS III

2022-05-04, Sonia Lozano

            Si hablamos de las encías lo primero a saber es que es tejido mucoso con una alta proporción de capilares sanguíneos por lo que es muy importante fortalecer estos dos tipos de tejidos cuando tenemos problemas. 
           Como tejido mucoso lo más importante es su drenaje, para lo cual tenemos varios sistemas: desde el cepillado con arcilla y esencia de salvia o cajeput o los enjuagues con llantén y equinácea hasta los masajes de drenaje intrabucal, una especialidad de la técnica de masaje de drenaje linfático. 
            Las encías son también un tejido de recubrimiento para los ligamentos que unen los dientes a la mandíbula por lo que, si están en mal estado, esos ligamentos se estropean mucho más; y en ese caso el flúor, no de forma excesivamente continuada, es una buena ayuda. Cuando este tejido de unión se debilita podemos tener en la boca la sensación de falta de fuerza en los dientes o de que estos se mueven. De manera no muy continuada es conveniente usar en enjuagues infusiones astringentes como la hierba cana, la bolsa de pastor o la galega (esta última sobretodo si además llevamos asociados los problemas con el azúcar y la insulina); en cualquier caso, una o dos veces al día y por un periodo de dos meses descansando al menos un mes antes de volver a repetir (salvo que un profesional determine otra cosa viendo nuestro caso concreto)
            Otras veces la reflexología nos resulta especialmente útil ya que puede ayudarnos a encontrar el origen con más facilidad puesto que una sobrecarga cervical o una sinusitis también pueden debilitar el tejido mucoso de la boca. 
 

¿Dónde están los orígenes de estos procesos?

            El exceso de corticoides, el uso de antibióticos, del flúor, las anginas de repetición, una mala higiene intestinal o las infecciones respiratorias son también desencadenantes de este tipo de problemas en las encías. Y en esos casos, sobre todo cuando es muy continuado, no solamente hay que quitar el desencadenante sino también provocar una adaptación ya que revertir al origen y a cómo estaban las encías antes de ello suele ser misión imposible. 
            Por otro lado, los problemas emocionales también pueden ser desencadenante de inflamaciones de encías y, junto con los problemas hormonales, acelerar la disminución o retracción de estas. De nuevo, debemos atacar el origen y provocar el mayor punto de adaptación ante esos procesos. Buscar profesionales que nos ayuden con los ajustes emocionales, las flores de Bach o el masaje metamórfico nos ayudarían a enfocar este problema si es por motivos emocionales; y para los procesos hormonales no asociados a la edad podíamos recurrir a los enjuagues con algas, la eliminación en nuestra dieta de disruptores como las carnes (salvo que sean de confianza y sepamos que no están hormonadas), el azúcar, los refinados y los estimulantes del sabor, además de, lógicamente, poner las hormonas alteradas bajo control.
            El aspecto circulatorio de las encías es fundamental para una buena irrigación y mantenimiento del tejido vivo y activo por lo que, los antioxidantes, tienen que tener a la vez una función circulatoria; por ejemplo, friccionando los dientes y las encías con un paño de algodón empapado en zumo de arándanos. Si además sangran debemos usar esencia de clavo, tomillo u orégano muy diluidas en arcilla blanca con arcilla verde para limpiar las impurezas y el sarro que quedan bajo las encías. Las bayas de ciprés asociadas al hamamelis mejoran la circulación interna por lo que la calidad de la encía se puede ver muy mejorada.
            El cuidado de las encías de quienes se han quedado ya sin dientes y mastican con ellas, también es fundamental. Lo más importante en ese caso será mantener su consistencia ya que llegan a convertirse en una herramienta tan eficaz como los dientes a la hora de machacar la comida. Con lo que las mezclas de fresno, cayena y arcilla en polvo (opcionalmente con una pizca de cúrcuma) sirven para activar la circulación y oxigenación que necesitan. 

 

Categoría: Sabias que...