Este sitio web utiliza cookies. [ Acepto ]

LA BOCA: ORIGEN DE MUCHOS PROBLEMAS II

2022-04-08, Sonia Lozano

      Siguiendo con la relación entre boca y órganos vamos a hablar de los problemas en el  paladar y el sentido del gusto que también vamos a descubrir que tienen relación con otros procesos.La relación del paladar con el intestino delgado que, para los naturistas, se relaciona tanto a través del terreno diatésico como del sistema de tejidos, implica que las heridas que aquí se producen están en relación con bacterias fundamentales para la limpieza y bienestar de este órgano; como, por ejemplo, las reuteri o cassei (estas últimas, tan fáciles de encontrar en cualquier leche fermentada como el kéfir o la cuajada). Cuando fallan estas bacterias se producen ampollas, fisuras, pequeñas fístulas en el paladar que a menudo nos han avisado con un continuado mal aliento o mal sabor de boca. Aunque esto también puede ser síntoma de problemas de hongos como las cándidas y para ello no sirve utilizar sólo este tipo de bacterias probióticas sino que debemos añadirles prebióticos y reforzadores de la formación propia de defensas como el pau d´arc o la uña de gato. Y renunciar a ciertos sabores a los que nos volvemos adictos como el azúcar.
También cuando se “pela” el paladar sabemos que la alimentación está resultando perjudicial para nuestras enzimas pero el tratamiento más efectivo sería un ayuno en personas nerviosas, el agua con miel en personas de metabolismo alterado y de semillas de lino y pomelo en aquellas que tienen tendencia a engordar. De cualquier forma, es importante, pues, en estos casos, no sólo ayudar al paladar con enjuagues de echinácea, mirra, propóleo o tomillo sino además tomar en uso interno este mismo tipo de productos (la mirra  no se debe usar para ingerir, dejándola sólo en aplicación o enjuagues y siempre en esencia, preferentemente muy diluida). 
 
Cuando los problemas son mecánicos como nos sucede en el uso de férulas de descarga u ortodoncias, lo valoramos al contra: según dónde ha empezado a dar guerra, valoramos el reflejo que se le superpone. Encontrar dichos reflejos y tratarlos suele ser terreno del masajista (especialmente el reflexólogo)  o el kinesiólogo

 

¿Y si los problemas lo tenemos en el sentido del gusto?

La lengua es la responsable de reconocer sabores y tener este tipo de alteración puede ser indicativo de varios factores tanto internos como externos ya que este músculo es receptor y emisor de muchas informaciones. La disgeusia o alteración del sentido del gusto debemos tenerla en cuenta no sólo con orígenes como el Covid sino con muchas otras causas pero sobre todo tenemos que reconocer que es el origen de problemas digestivos al no reconocer las sustancias que tiene que preparar el cuerpo y por lo tanto puede ser responsable de peores digestiones, malas fermentaciones etc. Y ya hace tiempo que se viene demostrando la relación entre esas malas digestiones y los procesos degenerativos mentales (distintos tipos de demencia), así que es importante empezar una buena digestión identificando correctamente los sabores.
La lengua, por su parte, puede sufrir también aftas, quemaduras, grietas… todo esto en naturopatía y en medicina tradicional china lo trasladamos a un mapa para identificar los procesos que pueden implicar o provenir de otros órganos para no “tratar” aisladamente los procesos

 

Categoría: Sabias que...