Este sitio web utiliza cookies. [ Acepto ]

HIPNOSIS: LA NUEVA HERRAMIENTA DE ADAPTACIÓN...AL SIGLO XXII

2022-10-04, Sonia Lozano
                  La hipnosis ha sido definida de muchas maneras, y en general el primero que la llamó hipnotismo, de “hipnos” = “sueño”, fue Braid en 1843. Él decía que era un estado particular del sistema nervioso determinado por maniobras o situaciones artificiales. Bernheim consideró el hipnotismo como sugestibilidad exaltada, entendiendo por lo tanto que era una cuestión de dejarse influenciar o influir por una idea y realizarla más tarde con más equilibrio y soltura.

                  Explicado así, parece que estuviésemos hablando de engaños o de manipulación, pero no es ese el sentido original que se da a la hipnosis. Estamos refiriéndonos a antes de que se inventase la “hipnosis de feria” una muy rápida y llamativa que no es a la que nos referimos sino a una ancestral que ayudaba y guiaba a los sujetos a liberarse de sus condicionantes para llegar más lejos, para superarse a sí mismos. 

¿DÓNDE SE PUEDEN VER ESTE TIPO DE TÉCNICAS?

                  Cierto es que muchas veces hemos visto un mal uso de esas técnicas como en el caso de la publicidad, que debe cumplir con el objetivo de manipularnos para conseguir de nosotros una reacción, pero a día de hoy no se puede negar que noticias, programas de televisión, fotomontajes (aunque sea de paisajes o gatos) también buscan esa manipulación, a veces emocional y otras más directas como las consumistas. Las combinaciones que se usan consiguen su objetivo con más o menos efecto en el tiempo, como cuando compramos algo que hemos visto y jamás llegamos a usarlo.

                  Todo esto también son sugestiones e hipnosis, aprender a identificarlas y, si deseamos, neutralizarlas, es un arte que nos requiere una visión “desde fuera” ya que si estamos en el centro del laberinto no podemos ser objetivos y discriminatorios con ello. Estar a la defensiva, tener inseguridad o miedo o incluso rechazo son las herramientas que tiene nuestro cerebro para huir de la situación. Incluso la risa y el cinismo ya que no permiten descubrir hasta donde podeos participar de la experiencia. Y a más participación más enriquecimiento personal. Pero no por eso debemos forzar un momento que quizás no ha llegado sino limitarnos a esperar sin enjuiciar el momento preciso.

                  A pesar de todo, poco a poco vamos siendo conscientes del cambio en la conciencia colectiva en la que la mente está adquiriendo un papel realmente diferente que el que hasta ahora había tenido. Y saber cómo nos tenemos que adaptar a ella es también una labor que la sugestión y la hipnosis ayuda a descubrir al ir “quebrando” los conceptos antiguos. Eso la convierte en herramienta para eliminar las resistencias que nos impiden adaptarnos a los nuevos tiempos, los nuevos enfoques y la actualidad que, queramos o no, viene para quedarse.

                  La hipnosis que los videojuegos o las redes sociales ejercen sobre los jóvenes no dejan de ser adaptaciones a lo nuevo, que tal vez los más mayores veamos con recelo pero que son lo que hay a día de hoy. Muchísimos padres primerizos me comentan que jamás van a dejar que su hijo se acerque a las pantallas del móvil, que tendrá otro tipo de juegos. Y lo intentan, en serio. Pero por unos motivos u otros terminan teniendo que dejarles el móvil, la Tablet o “la maquinita”. ¡Y lo peor es que se sienten culpables ellos!. Es ahí donde comienza su bucle tanto físico como emocional. Y no debiera ser así. Son víctimas de sus propias sugestiones anticuadas de cómo tendría que ser una enseñanza saludable, pero es mejor mirar el entorno en el que su hijo va a tener que desarrollarse y las fuerzas que va a tener para ello. Con esto no quiero decir que esté a favor de niños-pantalla 24 horas, ni mucho menos. Pero sí de usar algo propio de su generación porque va a ser parte fundamental de su desarrollo como colectivo. Por lo tanto, las hipnosis que hemos ido asentando también pueden estar anticuadas y hay que saber librarse de ellas y enfocarnos en los nuevos retos.

                  ¿Cuántas veces hemos pensado en algo que no teníamos que hacer o sentir y volvemos al mismo punto una y otra vez? El masaje metamórfico es una de las herramientas que tenemos para cortar este tipo de lazo, pero la hipnosis de desprogramación es también muy útil, sobre todo para personas más mentales, menos sensitivas.

 

 

Categoría: Sabias que...